Chúpenme la prosa.


  • A esas editoriales que no han querido saber nada sobre la publicación mi libro.
  • A esa editorial que sea lo suficientemente loca como para querer publicar mi libro.
  • A todas esas editoriales que han publicado libros infumables de gente famosa que no ha leído en su vida.
  • AlGnioKeInventóElSMSySusLímitsDkractres.
  • AesosGniosKtdaviaScribenAbrviandoAunkeConElWasaYaNoSeaNecsario.
  • Har puto Tuenti, por sta yeno d kanis kateto ke no zaven ecriví.
  • Al que escribió en la pared de mi barrio “Tonto el que lo lea”.
  • Al que escribió en el cristal de mi coche “Lavalo guarro, no encoje”.
  • A mi profesor de tercero de primaria, que me obligó a cambiar la forma de escribir la letra “a”.
  • A mis profesores de sexto, octavo de EGB y primero de BUP, por decirme que mi letra era fea.
  • A mi profesor de lengua de COU, por obligarme a escribir con la letra más grande, en vez de asimilar que tenía que ir urgentemente al oculista.
  • A mi médico, por hacerme creer que mi letra era realmente preciosa.
  • Al Don Quijote de Mancha.
  • A las tildes, con sus palabras agudas, llanas, esdrújulas y sobreesdrújulas.
  • A los diptongos, los hiatos y la madre que los parió.
  • Al bolígrafo que siempre se me gastaba en el momento menos oportuno.
  • A todas esas solicitudes que he tenido que rellenar, y las que tendré que rellenar.
  • A los formularios de reclamaciones.
  • A la letra pequeña de los contratos.
  • A los manuales de instrucciones.
  • A los subtítulos de las películas
  • A los creadores de Blogger, por cederme un espacio donde poder expresarme
  • Y por último a mi bella esposa, por ser su mayor admiradora y por saber que puede contar con ella siempre que la necesite.
A los que estuvieron, están y estarán presentes en algún momento de mi vida. Que me enseñaron que el mundo de las letras puede ser odioso y a la vez fascinante. A ellos, y a todos ellos solo les puedo decir una cosa: CHÚPENME LA PROSA. Porque siempre que exista una herramienta y un soporte con el que escribir, podré seguir expresando lo que pienso, y eso, ni nada ni nadie puede impedírmelo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tres formas diferentes de sentir Amor.

Las religiones matan