Sueño...


Sueño con una ciudad ideal, en la que todos los ciudadanos se parecen a Newton, Einstein, Leonardo da Vinci y Miguel Ángel, y sus equivalentes en sexo femenino. Una Atenas moderna, en la que Sócrates ha triunfado y recibe una corona de laurel en vez de un vaso con cicuta.

Las utopías son necesarias, hoy más que nunca.

Y en esta ciudad ideal, casi no hace falta añadirlo, todos los habitantes - tú, yo, todos nosotros - seremos filósofos.


(Manuel Durán: "Diario de un aprendiz de filósofo)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Las religiones matan

Tres formas diferentes de sentir Amor.

"1984 "y "Un Mundo Feliz" Dos novelas que deberían ser de lectura obligatoria en las escuelas