Lo bueno si breve... (IX)

  • No confíes en nadie; recuerda que el diablo en principio fue un ángel.
  • Nadie se cruza en tu camino por casualidad, y tu no entras en la vida de nadie sin ninguna razón.
  • La mujer es como una buena taza de café; cada vez que se bebe no te deja dormir.
  • Los sabios hablan porque tienen algo que decir, mientras que los tontos hablan porque tienen que decir algo.



  • No tienes hambre, es que estás aburrido. Aprende la diferencia.
  • Hay dias tontos, y tontos todos los días.
  • No prometas cuando estés feliz. No respondas cuando estés enojado. No decidas cuando estés triste
  • Estar solo es mucho mejor que estar con alguien que te hace sentir como si lo estuvieras.
  • No es lo mismo un guardameta, que venga un guarda y te la meta.
  • Dos excesos deben evitarse en la educación de todo niño; demasiada severidad y demasiada dulzura.
  • Si mis labios dicen te quiero no le pidas a mi boca explicación, las palabras se las lleva el viento, las miradas quedan en el corazón
  • Dos cosas me admiran: la inteligencia de las bestias y la bestialidad de los hombres
  • El sabio no dice lo que sabe, y el necio no sabe lo que dice
  • No le cuentes tus problemas a nadie, al 20 % no le interesa y al 80 % le alegra que los tengas
  • No te quiero impresionar. Pero soy capaz de mantener conversaciones de más de 10 segundos en el ascensor



  • Hay cuatro cosas en la vida que se van y no regresan jamás: una bala disparada, las palabras, el tiempo y las oportunidades
  • La dignidad de un pijama es inversamente proporcional a lo que calienta.
  • Hay dos frases que conseguirán que un hombre deje de estar todo el día tumbado en el sofá: "No hay cojones" y "Estoy sola en casa"
  • A veces por no aceptar un error, cometes mil más.
  • Muchos critican Whatssap, pero las puertas de los baños están cada vez más limpias desde que las tonterías se escriben ahí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las religiones matan

Tres formas diferentes de sentir Amor.

"1984 "y "Un Mundo Feliz" Dos novelas que deberían ser de lectura obligatoria en las escuelas