Quiero ser infeliz



No, no estás mal de la vista y no he cometido ninguna errata a la hora de escribir el título. ¡Quiero ser infeliz!

Quiero ser infeliz porque estoy harto de que cada día tenga que ser bombardeado con mensajes constantes provenientes de campañas publicitarias, de las redes sociales, o de un maldito grupo de Whatssap que no paran de decirme qué es lo que tengo que hacer para ser una persona feliz.


¿Qué pasa? ¿Es que todo el mundo da por hecho de que soy infeliz? Pues enteraos bien. No necesito ningún libro sobre pensamiento positivo, ni confirmar con un estúpido test como es mi mujer ideal, ni comprar productos, ni siquiera una nueva mascota que me de compañía.

Son quienes no saben lo que les hace feliz los que constantemente la buscan. Tienen miedo a ser infelices, pero no se dan cuenta de que así siempre lo son. De modo que a todos vosotros os diré una cosa; la felicidad no se busca, se disfruta y se vive. 

Paradójicamente, debería existir un producto contra la felicidad absoluta, una dosis de "anti-soma" que nos hiciera sentir la persona más desgraciada del mundo. ¿Por qué? Pues porque así, sólo así sabremos apreciar esos momentos que de verdad nos hace felices, y este es el origen de todo tipo de felicidad.

Aprende a ser infeliz y vivirás feliz eternamente. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

Tres formas diferentes de sentir Amor.

Las religiones matan

"1984 "y "Un Mundo Feliz" Dos novelas que deberían ser de lectura obligatoria en las escuelas