Mi apocalipsis particular


Es algo común a muchas religiones o culturas, ni no tengo ni puñetera idea de por qué da tanto morbo, o incluso hay gente que está deseando su llegada. Es el apocalipsis, o fin del mundo, algo que acabará ocurriendo tarde o temprano. 

Como he dicho, el fin del mundo nos da morbo. Su presencia no sólo está en la religión, sino que se han escrito decenas de libros, se han hecho películas y series, e incluso se han realizado estudios sobre el tema. Pero ahí no queda eso, además nos hemos imaginado el apocalipsis de maneras totalmente diferentes, a saber: cambio climático, caída de un meteoríto, invasiones extraterrestres, infecciones biológicas, guerra nuclear, y mi favorita, el apocalipsis zombie. 

Y a todo esto no he podido evitar hacerme esta pregunta ¿Por qué leches tienen que decirme cómo será el apocalipsis? ¿Acaso no puedo inventarme yo cómo me gustaría que fuese el apocalipsis? Así que con la esperanza de que Dios tenga Internet en el paraíso, o que este blog pueda ser leído por alguna civilización extraterrestre que quiera invadirnos, por favor, tomad nota, porque así es como me gustaría que fuese el fin del mundo: este es mi apocalipsis particular




  • En mi apocalipsis particular, Dios baja de los cielos y admite que todo esto de las religiones y los pecados ha sido una broma de mal gusto que se la ha ido de las manos.
  • En mi apocalipsis particular, los frikis dominan el mundo, y La Fuerza se convierte en la religión oficial única del todo el planeta.
  • En mi apocalipsis particular, la persona que inventó el dinero muere lapidado no por lanzamiento de piedras, sino de monedas
  • En mi apocalipsis particular, los términos nación, raza y Estado son olvidados en favor de un solo pueblo universal. 
  • En mi apocalipsis particular, los políticos ya no son necesarios
  • En mi apocalipsis particular, los conceptos de honestidad, compasión, benevolencia y sabiduría no existen, porque su carencia no se plantea. 
  • En mi apocalipsis particular, los perfiles en redes sociales con más seguidores son los de los filósofos, inventores, escritores, e investigadores.
  • En mi apocalipsis particular, la profesión que exige más preparación y dedicación para poder ejercer es la de profesor.
  • En mi apocalipsis particular, las baterías de los smartphones sólo pueden recargarse a base de sociabilidad.



  • En mi apocalipsis particular, los Reyes Magos de Oriente tienen que acompañar a los niños al Centro Comercial para comprar sus juguetes.
  • En mi apocalipsis particular, Santa Claus se vuelve daltónico tras beber una Coca-Cola caducada y vuelve a vestir de color verde.
  • En mi apocalipsis particular, Ikea entra en quiebra y su Presidente tiene que ganarse la vida montado muebles a domicilio.
  • En mi apocalipsis particular, los galgueros que no sirven para cazar son ahorcados por los galgos a los que han maltratado.
  • En mi apocalipsis particular, los toreros son toreados y torturados por toros en plazas públicas abarrotadas de animales, y la única manera de matar al toro de Tordesillas es a base de besos
  • En mi apocalipsis particular, se prohíbe eternamente el Reaggeatón, y sus cantantes son condenados a escuchar durante toda su vida la discografía de Iron Maiden. 
  • En mi apocalipsis particular aquellas personas que siempre han estado prometiendo tienen que cumplir ahora sus promesas
  • En mi apocalipsis particular, las Empresas de Trabajo Temporal te buscan trabajo de verdad. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Las religiones matan

Tres formas diferentes de sentir Amor.

"1984 "y "Un Mundo Feliz" Dos novelas que deberían ser de lectura obligatoria en las escuelas