La adolescencia. Ese maravilloso invento que estamos destruyendo




Siempre he considerado que a lo largo de la historia de la humanidad han existido tres inventos que han cambiado por completo nuestro devenir. El primero fue la imprenta y la revolución cultural que produjo. El segundo el automóvil, que redujo el concepto de distancia para la gran mayoría de la población. Y el tercero, la adolescencia. 

Sí, sí, has leído bien: la adolescencia. Ese maravilloso invento del siglo XX  que nos permitió a los afortunados que la vivimos retrasar la llegada de nuestra edad adulta y las intrínsecas responsabilidades que ello conlleva. Es decir, que tuvimos un tiempo de adaptación o entrenamiento para convertirnos en adultos. Lamentablemente eso no ha sido siempre así, y no hace mucho, cuando cumplías los 13 años tu regalo de cumpleaños era dejar el colegio para ponerte a trabajar. Vamos, que te convertías en adulto a base de palos.

Sin embargo, creo que las nuevas generaciones están destrozando este invento por culpa de que existe demasiada informacion y libertades (por muy mal que suene decirlo) Antes descubrias tu sexualidad en el momento que tocaba; te liabas con una tia/o por primera vez con inseguridad, nervios, y follabas cuando ella estaba lista. Ahora los niños y niñas se masturban  y tienen pareja antes de siquiera que se les crezca pelo en sus partes, o que sepan si les gusta la carne o el pescado, porque ya han oido de esas cosas en Internet. No lo descubren por ellos mismos, y a mi eso me da bastante lastima, porque son cosas que en parte forjan tu caracter y personalidad. Por eso ahora todos los niñatos/as visten iguales y tienen escrito "dame una hostia" en la frente, pues son todos un copia y pega de los famosillos, youtubers y demas mierda que siguen sin personalidad propia alguna. Simplemente hacen lo que la moda dice, porque a si son guays.... manda narices

Pero ojo. Que nadie piense que exclusivamente se trata de un tema de sexualidad. Básicamente nos estamos cargando la infancia de los niños a base de adelantar conductas adultas. La sexualidad, aunque es un tema muy relacionado con esto que digo, no es el principal problema, ni mucho menos. 



Porque los adolescentes de ahora quieren destrozar este maravilloso invento, pero sin renunciar a los privilegios que otorga.  Gastan menos dinero en juguetes y más en alcohol, móviles, gimnasios o maquillaje, y cambian la televisión de sitcoms y dibujos animados por programas de telebasura. Lo que antes gastaban por un lado ahora lo gastan por otro, aunque es verdad que ahora el refrán "cuando seas padre comerás huevos" ha perdido mucho significado.

Yo creo que es más bien la respuesta de las empresas al cambio en la demanda, y ese cambio se ha producido porque el mundo de los adolescentes no es tan pequeño como era antes; tienen más acceso a información y su desarrollo natural es distinto al que había en nuestra época, cuando teníamos que imaginar las escenas porno en el Canal Plus codificado. Los padres y madres necesitan cada vez menos que sus hijos e hijas se encarguen de tareas domésticas y familiares, lo que les da mucho tiempo libre  y emplean ese tiempo en "desarrollarse" antes como adultos en su aspecto lúdico sin asumir la parte de la responsabilidad.

Los procesos de desarrollo cognitivo son etapas muy concretas (prueba a buscar Piaget en Google) y todos tenemos las mismas. Eso quiere decir no solo que nuestra personalidad no está formada a hasta ciertas edades, sino que no tenemos unos procesos psicológicos desarrollados que nos permitan enfrentarnos a determinados ámbitos propios de la vida adulta de una forma saludable. Por ejemplo un niño de 13 años no podría afrontar una ruptura de su pareja o la de sus padres de las misma forma que un adulto de 25, al igual que no es lo mismo afrontar una relación sexual teniendo 14 años que 24. Aunque no hayas tenido ninguna en tu vida.




Los chavales de 12 años no poseen una capacidad de abstracción desarrollada y tiene muchas dificultades para ponerse en el lugar de los demás , y si lo hacen lo harán desde una perspectiva egoista "ponerse en el lugar del otro y siendo yo, en vez de ponerse en el lugar del otro siendo él".

Además cuestiones como "bien" o "mal" son fruto de experiencias dogmáticas: "Papá dice que esto está bien, mamá dice que esto está mal, en la tele dicen que esto es bueno, mi amigo dice que esto es lo mejor" y no son fruto de una reflexión crítica. Lo que hace que en situaciones nuevas no tengan los mismos recursos para juzgar de una forma razonable.

No es solo la experiencia (que también) sino que todavía están madurando su mente. Habrás visto niños japoneses de 2 años tocando el piano. Bien. Esos niños aún siendo superdotados, no pueden adelantarse a los procesos cognitivos y por mucho que lo intentes no podrías explicarles lo que es la música, ni tampoco podrías explicarles que una corchea es la mitad de una negra. Serían incapaces de entender ese concepto porque no poseen capacidad de abstracción. Lo que hacen es simplemente hacer alarde de una gran memoria y de unos sentidos muy afinados reproduciendo algo que han visto y oído.

En fin, que me preocupa seriamente la prisa que tienen los adolescentes de ahora por querer ser adultos pero olvidando las responsabilidades que eso conlleva. Al menos les excusa estar dentro de ese rango de edad donse se te perdona el ser un completo gilipollas, pero temo que lo sigan siendo cuando sobrepasen los 18 años. No sé... Tal vez me esté haciendo viejo y he estado olvidando que yo también era un completo estúpido en mi adolescencia, pero tal vez mi mayor pecado fue precisamente el no tener prisa en crecer.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tres formas diferentes de sentir Amor.

Las religiones matan

"1984 "y "Un Mundo Feliz" Dos novelas que deberían ser de lectura obligatoria en las escuelas